Geolocalización GPS

Impacto económico de los servicios de geolocalización

 

La geolocalización, en todas sus vertientes y aplicaciones, tanto de uso doméstico como profesional ha permitido en los últimos años una optimización de servicios y gestión de productos y actividades, lo que irremediablemente se ha traducido en un impacto económico para la sociedad.  

El estudio “¿Cuál es el impacto económico de los servicios Geo?” realizado en 2013 por la consultora Oxera para Google, demuestra esta mejora y aporta algunos datos específicos donde la geolocalización ha tenido impacto.

 

Cada vez más se están utilizando los sistemas de geolocalización a todos los niveles. En una perspectiva económica, según el estudio de Oxera, estos servicios de geolocalización ayudan a empresarios y consumidores a estar más conectados, lo que aumenta el bienestar de los usuarios ya que proporcionalmente reduce el costo de buscar y comparar en el mercado. En este sentido han medido el impacto económico en tres niveles: efectos directos, midiendo cómo incrementan las ganancias las empresas que los utilizan y el valor que les añaden; efectos en el consumidor, teniendo en cuenta los beneficios que reciben y por último efectos globales en la economía, donde se han creado productos y servicios nuevos gracias a la geolocalización.

 

Según esto, el primer dato que aportan, es que los ingresos anuales de los servicios de geolocalización son de entre 150-270 billones de dólares, situándose por encima de la industria de los videojuegos (25 billones de dólares al año) y alrededor de un tercio de lo que gana la industria aérea mundial (595 billones por año). Estas cifras demuestran la importancia de la geolocalización en nuestros días y el impacto que está teniendo cada vez más en la economía.

 

Algunos ejemplos en los que la geolocalización ha aportado beneficios en el mundo de los viajes: utilizar una navegación eficiente permite disminuir las horas de viajes y el consiguiente ahorro de energía. Utilizar geolocalización permite ahorrar 3,5 billones de litros de gasolina aproximadamente al año y ahorrar 1,1 billones de horas en tiempo de viaje.

 

En el mundo educativo también tiene sus ventajas, porque permite a los estudiantes un acceso a la información más específico y les da la oportunidad de buscar lo que necesitan de manera más concreta. También gracias a la geolocalización se pueden conseguir respuestas más rápidas en caso de emergencia, por ejemplo en Inglaterra ha ayudado a salvar 152 vidas por año. En agricultura, un sistema eficaz de las irrigaciones sobre el terreno ha logrado ahorrar entre 8 y 22 billones de dólares al año. En el estudio de Oxera se pueden consultar muchos más casos en los que las cifras hablan por sí solas. En conclusión, se puede afirmar que la geolocalización aporta a la economía global una amplitud de mercado y un mayor poder de decisión en el consumidor.